Sostenibilidad Energética a Nivel Empresarial

Sostenibilidad Energética a Nivel Empresarial

La implementación de nuevas tecnologías de gestión energética para identificar potenciales de reducción de costos energéticos está permitiendo hacer del manejo eficiente de la energía en las empresas una vía importante de incremento de los márgenes de ganancia y de la competitividad de sus productos.  Varias transnacionales y gremios especializados se han percatado de ello. The Coca Cola Company realizó un manual de gestión energética para todas sus compañías y en la introducción del mismo señala “El control del costo de la energía es una estrategia importante para mejorar la rentabilidad. En una planta embotelladora típica, los costos de la energía representan un pequeño porcentaje de los costos de producción total, pero es el apartado que crece más rápidamente y uno de los pocos costos que pueden realmente ser controlados” [1]. En una encuesta realizada por la Asociación de Ingenieros Energéticos de Estados Unidos [2] para el contenido de la Política Energética de ese país, el mayoritario 40% de éstos respondieron que el elemento más importante que debía tenerse en cuenta era el manejo de la energía y de la eficiencia de su uso en la empresa. De igual forma, un reporte de las firmas de consultoría energética ESCO de Estados Unidos señala como una regla general que “la implantación de un sistema de gestión energética puede reducir el costo de facturación de energía de una empresa entre el 10 y el 25 %, en un lapso de 1-3 años, con períodos de recuperación de la inversión típicos inferiores a 2 años [3].

Es indiscutible además, que tanto el incremento sostenido en el precio del petróleo de los últimos años, así como la necesidad de reducir la contaminación ambiental, unido a la crisis económica, convocan a cualquier empresa que mire al futuro, a trabajar por el manejo eficiente de la energía, sin embargo, la estructura organizativa de las empresas no está preparada para esto y en ocasiones los gerentes toman decisiones costosas, para reducir sus costos, teniendo a la mano un potencial de ahorro sin inversión, que solo requiere de crear capacidades técnicas y organizativas.

Presentamos a continuación los resultados de una evaluación realizada en varias empresas colombianas que puede reflejar también el comportamiento de su empresa.

Estado actual de la sostenibilidad energética a nivel empresarial

Los resultados de la Caracterización Energética a más de 60 empresas colombianas, permiten conocer el estado de la eficiencia con que usa la energía eléctrica y térmica en las mismas, así com los principales elementos de gestión que las identifican.

Las características principales del manejo de la energía en estas empresas son las siguientes:

  1. Se desconoce el impacto de los costos energéticos en los costos de producción.
  2. No hay indicadores de control de la eficiencia energética. Los indicadores principales son consumo e índice de consumo.
  3. Se planifica el consumo de energía solo a nivel de empresa y en algunos casos de áreas, por históricos.
  4. No se realiza Benchmarking del consumo de energía ni de la eficiencia.
  5. Mantenimiento predominante correctivo. Pocas actividades de mantenimiento energético preventivo
  6. Se planifica la producción sin tener en cuenta los consumos energéticos.
  7. Instrumentación insuficiente para el control energético.
  8. Administración energética por reacción y cíclica, en función de la variación de los precios de la energía
  9. Se conocen los potenciales de ahorro por cambios tecnológicos.
  10. Falta financiamiento para implementar medidas de ahorro.
  11. Se realizan diagnósticos energéticos esporádicos por ofertas de los comercializadores de energía.
  12. La gerencia se preocupa por la reducción de los costos mediante control mensual de los indicadores.Estas características indican un estado entre la incompetencia inconsciente y la incompetencia consciente en el manejo de la energía.Los resultados cuantitativos de este nivel de gestión de la sostenibilidad $de la energía en las empresas caracterizadas se determinaron por la clasificación de las medidas de incremento de la eficiencia energética identificadas y evaluadas económicamente. La clasificación se realizó según el monto de la inversión, su período de recuperación y la magnitud del ahorro producido.

    El 49% de las medidas identificadas no requieren inversión para su implementación y producen el 26% de los ahorros totales posibles. El 76% de las medidas pueden aplicarse y recuperar su inversión en menos de 1,5 años. El 50% de los ahorros evaluados se obtienen con medidas de alta inversión. Solo el 4% de las soluciones identificadas para elevar la eficiencia en estas empresas requieren mas de 5 años para recuperar su inversión.

La situación por tipo de energía: eléctrica o térmica, fue evaluada en función de la magnitud de la energía no asociada a la producción. Esta energía es aquella cuyo consumo depende fundamentalmente de variables operacionales, de mantenimiento, de la materia prima o de parámetros de entorno, pero muy poco del nivel de la tecnología de uso de la energía existente en el proceso productivo.

Al poder diferenciar en una empresa el consumo total de la energía eléctrica o térmica en asociada o no asociada a la producción, podemos conocer sobre que potencial de consumo de energía podemos trabajar para elevar la eficiencia por la vía de la gestión energética sin cambios tecnológicos.

La energía eléctrica no asociada a la producción osciló entre el 19% y el 66%, su valor promedio fue de 37%. La energía térmica (principalmente consumo de gas natural), no asociada a la producción oscilo entre el 4% y el 68%, pero su valor promedio fue del 29%. Se observa una mayor dispersión en las magnitudes de la energía térmica no asociada a la producción y un mayor valor promedio.

La energía no asociada a la producción no se puede reducir totalmente. Es necesaria energía para el arranque de los equipos, cuando éstos aún no están produciendo, así como permitir determinadas fluctuaciones de cargas necesarias a los procesos productivos y/o mantener determinadas condiciones ambientales de producción, independientemente de la cantidad producida. Sin embargo, si para unas condiciones similares de la materia prima y del entorno, tenemos diferentes consumos de energía para iguales niveles de producción, es porque los parámetros operacionales o de mantenimiento que impactan los consumos energéticos tienen variaciones significativas que deben ser controladas. Una forma de conocer hasta donde puede ser reducida la energía no asociada a la producción es tomar el valor medio de los consumos de energía históricos de la empresa, para los cuales esas variaciones han sido menores.

El potencial de reducción de la energía no asociada a la producción de las empresas caracterizadas es el que se muestra en la siguiente gráfica.

El potencial medio de reducción de la energía térmica no asociada a la producción es del 21% y el de energía eléctrica 6%. En total el potencial medio de reducción del consumo de energía en las empresas caracterizadas, sin realizar inversiones, por la vía del control de la variación de los parámetros operacionales y del mantenimiento es del 27%.

Producción y Eficiencia Energética

La razón ( rate) de producción de una empresa tiene gran influencia en el consumo de energía por unidad de producto terminado. Esta influencia puede describirse matemáticamente por la siguiente expresión:

IC = m  +  Enap/P  ( 1)

IC – Energía consumida por unidad de producto

menos el por ciento del índice de consumo mínimo alcanzable al índice de consumo promedio de la empresa. Los resultados se muestran en el gráfico a continuación:

El potencial medio de reducción de la energía térmica no asociada a la producción es del 21% y el de energía eléctrica 6%. En total el potencial medio de reducción del consumo de energía en las empresas caracterizadas, sin realizar inversiones, por la vía del control de la variación de los parámetros operacionales y del mantenimiento es del 27%

El índice de consumo de energía eléctrica puede ser reducido 12% como promedio en las empresas caracterizadas, mientras el índice de consumo de energía térmica puede ser reducido en un 15% como promedio. Esta reducción es posible lograrla elevando la razón de producción a los valores óptimos en cada una de las empresas.

Conclusiones

El manejo o gestión de la energía  en la mayoría de las empresas caracterizadas refleja un estado generalizado de incompetencia técnico-organizativa para el uso eficiente de la energía que no permite a los directivos y supervisores la toma de decisiones oportunas para hacer a sus empresa mas competitivas mediante el control y la reducción de los costos energéticos.

El potencial medio identificado de la energía térmica del 21%, y de su índice de consumo promedio del 15% indican una situación desfavorable del uso eficiente del gas natural y sus portadores energéticos secundarios, respecto al uso de la energía eléctrica, y de la utilización de la capacidad instalada de los equipos y sistemas que utilizan estos tipos de energía. Ello apunta hacia la necesidad de intervenir para la operación y el mantenimiento eficaz de estos equipos y para optimizar la planeación de la producción asociada a los mismos.

El potencial medio identificado de incremento de la eficiencia en el uso de la energía eléctrica del 6% y de su índice de consumo del  12% puede indicar una tendencia a la existencia de un número alto de sistemas y equipos eléctricos subcargados en las empresas, que requieren una adecuada planeación de la producción y/o medidas de ajuste tecnológico a la demanda real de energía.

Referencias

[1] Manual de Gestión Energética. The Coca Cola Company.
[2] Asociación de Ingenieros Energéticos de Estados Unidos ( AEE),2002
[3] Reglas Empíricas para ECOs / ETSI Consulting, Inc. (828) 665-9323

Quiénes somos

e2 Energía Eficiente S.A. E.S.P. es una empresa de servicios Energéticos con más de 18 años de experiencia, comprometida con la competitividad de nuestros clientes a través del suministro…

Más noticias

Ranking: las naciones que más electricidad consumen

Es bastante conocido, y no es sorprendente, que Estados Unidos y China…

Norma ISO 50.001, una herramienta para estandarizar la gestión energética

La primera década de este nuevo milenio se ha caracterizado por la toma de conciencia…

La buena energía que viene reportando el sector eléctrico

El negocio del sector de energía eléctrica en el país está atravesando por su mejor…

Uso del PMBOK en el desarrollo de proyectos para Autogeneración de energía eléctrica

En estos tiempos modernos de globalización en donde realizar proyectos en Asia o América y tener…

Siete pozos que resolverían el déficit de gas natural del país

Los proyectos Purple Angel, Gorgon, Kronos, Siluro, Molusco, Brahma y Orca tienen la llave para autoabastecer el consumo.

2018, año del despegue de la energía solar en el país: Refeel

Refeel, empresa de origen italiano, incursionó en el campo de energías renovables en Europa…